El noviazgo y las caricias

Aunque un noviazgo puede iniciarse con miradas románticas, rubores y el cruce de algunas pocas palabras y una «declaración», pronto se siente la necesidad natural de acercar los cuerpos, desde tomarse las manos, hasta el momento en que el beso hace su aparición, llegando con él nuevas dudas y sensaciones.

¿Es normal que una adolescente de 14 años tenga novio, se bese y se abrase?

En nuestra cultura es frecuente que los adolescentes inicien el noviazgo alrededor de esos años, en este sentido, puede decirse que es normal, es decir es la «norma» que sigue la mayoría, si es conveniente o no, deberá cada adolescente contestárselo, tomando en cuenta sus circunstancias particulares.

En cuanto a los besos y abrazos, lo conveniente es que, a cualquier edad, estas manifestaciones de afecto se den y no sólo por costumbre social o porque todo mundo así lo hace, sino como respuesta a un sentimiento verdadero.

Las caricias además de ser una necesidad normal, son un importante medio de comunicación que debemos aprender a utilizar responsablemente.

Tengo 16 años ¿Es malo que los novios se den muchos besos?

La persona es un ser social por naturaleza, es decir, que requiere de otros – y no sólo de sí mismo- para llevar una vida normal y saludable.

La capacidad de amar es una de las potencialidades más maravillosas y extraordinarias que posee el ser humano, y no como un añadido, sino como parte adherente de su corporeidad.

Por lo tanto, las manifestaciones de auténtico amor y afecto forman parte del desarrollo saludable del ser humano.

Sin embargo, los besos -que se van haciendo más apasionados- pueden llevarte a caricias más íntimas que tal vez tú aún no deseas, por lo que, deberás pensar hasta dónde quieres llegar tomando en cuenta tus valores, costumbres y creencias.

También es bueno reconocer que puede haber diferencias con tu novio en cuanto a como consideran el noviazgo: si formal o informal porque entonces esos besos tienen un significado diferente ¿No crees?.

Las caricias íntimas sin coito

Cuando el noviazgo avanza, o a veces sin que incluso se haya hablado de noviazgo, aparecen deseos de una mayor intimidad, lo que como toda nueva experiencia va a producir nuevas inquietudes.

Es importante hacer notar que el noviazgo como un compromiso interpersonal puede ser apreciado de diferentes formas según la etapa de la vida o las circunstancias, e incluso, verse diferente por cada uno de los integrantes de una misma pareja, así la adolescente puede creer que tiene un noviazgo serio y formal y para él esa misma relación verla como sólo «andar o salir con ella» o un noviazgo pasajero de poco compromiso.

La búsqueda de «amigas(os) con derecho» sólo para obtener compañía, caricias y en ocasiones también relaciones sexuales, es una relación interpersonal poco comprometida. Si la intención no es clara y aceptada por ambos miembros de la pareja, puede llevar a una relación muy dañina.

Comparte el amor

Deja una respuesta