Pero, ¿Qué son las feromonas?

atracción-sexualLas feromonas son sustancias químicas que segrega el cuerpo humano a través del sudor, y cuya misión es provocar una respuesta sexual en los sujetos de la misma especie.

Las feromonas fueron definidas científicamente por primera vez en 1959, al ser identificada como una de las sustancias segregadas por los animales con fines reproductivos e identificativos. Así, las feromonas servirían tanto para despertar el instinto sexual durante la época de celo, como para realizar «marcas» en el territorio y delimitar el terreno.

Durante muchos años se ha considerado que la actuación de las feromonas era determinante en todos animales, excepto en el ser humano. Se afirmaba que, en los humanos, las feromonas tendrían un comportamiento irrelevante, puesto que habíamos superado la sexualidad basada en el celo.

Sin embargo, investigaciones recientes han demostrado que las feromonas y su receptor – el órgano vomeronasal (OVN) en la nariz- tienen una importancia mayor de lo que se pensaba. Se cree que los humanos podemos intercambiar información a través de las feromonas e, inconscientemente, transmitir si estamos en una situación de disponibilidad sexual. También servirían para transmitir estados de ánimo, emociones, miedo o agresividad.

Las feromonas son segregadas involuntariamente a través del sudor, se disuelven en el aire y son percibidas por quienes nos rodean por el OVN, situado junto al tabique nasal. Aunque esté situado en la parte interna de la nariz, el OVN no es una una estructura de las vías respiratorias y su única misión es captar las feromonas que nos rodean y transmitir esta información al cerebro.

Unas terminaciones nerviosas conectan el OVN con el hipotálamo, una de las partes más primitivas, evolutivamente hablando, del cerebro y que controla – entre otras funciones – las emociones y el impulso sexual.

Una prueba del efecto de las feromonas en los humanos es el llamado «efecto dormitorio»: se ha demostrado que cuando dos mujeres viven juntas, al cabo de un tiempo terminan sincronizando de manera involuntaria sus ritmos hormonales, de manera que incluso pueden llegar a coincidir en sus ciclos menstruales.

Perfumes y productos con feromonas

Actualmente existen en el mercado firmas de perfumes cuya fórmula contienen feromonas sexuales humanas científicamente creadas, o esto es lo que afirman. Crean aromas mezclando feromonas con aceites esenciales para que él/ella se vuelva loco/a. Estas fragancias envían un mensaje al cerebro que estimula el cuerpo, creando un aumento del deseo sexual.

Sin embargo, no hay evidencia de su efectividad. Pero es indiscutible que las feromonas jueguen un papel importante en la fisiología humana.

 

Comparte el amor

Deja una respuesta