¿Qué actitud debe tomar el padre en esta nueva etapa? ¿Y la madre?

El cuerpo de la mujer se prepara para el parto y para desarrollar a un ser viviente. Pero el del hombre no, y por lo tanto le cuesta entender lo que a su mujer le sucede.

Antes que nada es importante la comunicación de la pareja, tanto de un lado como del otro. Así como es natural que la libido de la mujer esté puesta en su futuro hijo, también es normal que la del hombre no se sienta satisfecha.

Poder decir las necesidades de cada uno ayuda a la pareja. Por desgracia el hombre lleva las de perder en esta ocasión. Si la futura madre no tiene deseos deberá respetar la decisión contribuyendo él también con el desarrollo del embarazo.

En su libro «Qué se puede esperar cuando se está esperando», Arlene Eisenberg H. Murkoff y S. Hathaway postulan, sin embargo, que a través del habla, el hombre deberá percibir las razones por las cuales ella no está interesada en el acto sexual. Si estas se deben a la fealdad de su cuerpo y en consecuencia no se siente atractiva, el hombre podrá, con insistencia y tacto, motivar las ganas de su mujer. Insistirá en lo hermosa que se ve con cierta ropa, la sensualidad de sus pechos ahora más grandes y el deseo que le provoca tan solo mirarla.

La mujer, en el fondo, puede ser que sienta la misma atracción por su marido aunque no por ella y los halagos ayudan a superarlo. Como todo se hace de a dos en una pareja, es importante saber las necesidades del otro, analizarlas y actuar en función de ambos.

El hombre y la vida sexual durante el embarazo

Veamos ahora qué sienten el padre y la madre durante el embarazo. Comprender y anticipar estos sentimientos te ayudarán a sobrellevarlos y disfrutarlos.

Primer trimestre

  • Se cuestionan los papeles parentales y las prioridades.
  • Puede cambiar la relación sexual.
  • Se pueden presentar sentimientos contradictorios: alegría y excitación contra resentimiento y ansiedad.
  • El bienestar del bebé puede ser una preocupación acuciante.
  • Las cuestiones económicas pueden influir en actitudes adoptadas frente al estado parental.

Segundo trimestre

  • Pueden cambiar el deseo y la actividad sexual.
  • El embarazo se disfruta más.
  • Aumenta la conciencia de los estilos parentales.

Tercer trimestre

  • Sienten las responsabilidades de ser padre.
  • Surge miedo con respecto al parto.
  • Persisten los cambios en la relación sexual. Pueden probar a adoptar posiciones adecuadas o técnicas alternativas.

Término

  • Ya están mentalmente preparados para el nacimiento.
  • Están excitados y/o aprensivos.

Postparto

  • Se enamoran del bebé.
  • El cansancio puede hacer que todo parezca difícil.
  • Asumen las responsabilidades parentales.
  • La relación de la pareja cambia; puede fortalecerse o surgir tensiones. Necesitan incorporar el sentido del humor pues están pasando por un periodo de pruebas y errores.


Comparte el amor

Deja una respuesta