Primeros tocamientos genitales

Debemos tener en cuenta que el ser humano desde que nace es un ser sexual y que recibe estímulos que le dan placer.

Desde pequeños recibimos placer sexual, solo que este tipo de placer va variando según la etapa en la que se encuentre nuestro hijo.

Muchos padres se alarman cuando ven que comienzan los primeros tocamientos genitales de sus hijos alrededor de los 2 años y no solo se sonrojan y regañan a los niños o incluso recurren al manotazo, aunque sea en público debido a la vergüenza, sino que tratan de que abandonen de manera drástica y autoritaria esa costumbre.

Para aquellos padres que no lo sepan, este comportamiento que les avergüenza, les sonroja y les hace sentir mal en público, es un comportamiento normal por el que pasan muchos niños (no olvidemos que el placer sexual es algo con lo que nacemos y que nos produce satisfacción desde que somos bebes. Los bebes también tienen su foco sexual).

Mi hijo se toca: cuál debe ser la actuación de los padres

Mejor que os tranquilicéis y que no derivéis estos tocamientos en pensar que vuestro hijo tiene algún tipo de trastorno, está desviado o imaginaciones por el estilo. Es tan sencillo como que su sexualidad y el placer se ha centrado en sus genitales y comienza a descubrirse y a conocerse.

Esta etapa suele coincidir con el final de la etapa del pañal y en mayor medida cuando ya controlan los esfínteres a la perfección.

La actuación por parte de los padres debe ser:
    • Tratar el tema con normalidad
    • No escandalizarse.
    • No agobiar al niño.
    • No negarle su sexualidad.
    • No hacer pensar a tu hijo que está haciendo algo malo.
    • Hablar con tu hijo sobre sexo, sexualidad y diferencias físicas entre niños y niñas de forma que ellos lo comprendan.
    • Hacerles comprender que hay ciertos comportamientos (como esos tocamientos) que no deben hacerse en público.

Comparte el amor

1 comentario

Deja una respuesta