Falsos mitos

    • El hombre tiene mayor capacidad de interaccionar sexualmente que la mujer: Es común el tópico de que sólo se mantiene una relación sexual en la pareja si la mujer está dispuesta. Por lo tanto parece que es el hombre quien siempre está dispuesto. Las relaciones sexuales dependen de todas las partes involucradas, y su mayor o menor predisposición depende de factores como el estado de ánimo, o el grado de estimulación; nunca del hecho de ser hombre o mujer.
    • La masturbación es perjudicial: física y psicológicamente: Del mismo modo que necesitamos explorar para conocer nuestro entorno físico, precisamos conocer nuestro cuerpo. Así aprendemos que nos gustan unas partes del cuerpo más que otras, las sensaciones son totalmente diferentes. La masturbación es un acto placentero que ha sido siempre mal visto bajo las rigurosas normas de conducta de la sociedad. Incluso la idea de que la masturbación es un acto individual es errónea. Tanto la masturbación en solitario, como con otras personas se pueden entender como una práctica útil para obtener satisfacción sexual. Además permite una cierta independencia, ya que por el hecho de ser pareja no siempre apetece mantener relaciones sexuales al mismo tiempo.

Consejo: si conseguimos tener una sexualidad satisfactoria con nosotros mismos, será mucho más fácil que consigamos trasladarlo a nuestra pareja.

La relación verdadera es aquella en la que la pareja alcanza el orgasmo simultáneamente.

Considerar que la armonía sexual está en tener un orgasmo simultáneo es un error, lo único que puede acarrear es desánimo, frustración u obsesión. El hecho de que se produzca un orgasmo simultáneo es algo circunstancial.

Consejo: Es mucho más operativo que se intente lograr un orgasmo mutuo sin tener que ser obligatoriamente simultáneo.

El coito es la técnica más conveniente para alcanzar el orgasmo.

Existen diferentes formas de llegar al orgasmo: caricias, masturbación, … El orgasmo es el punto en el cual toda la tensión es aliviada en una serie de contracciones musculares, muy placenteras. Cada orgasmo depende del lugar y de la mujer en particular, la misma mujer puede experimentar muchos tipos de clímax. Se puede llegar al orgasmo, además de por la penetración, por medio de la masturbación, sexo oral, o cualquier otra forma de estimulación. La experiencia puede diferir, pero el ciclo de respuesta fisiológica es el mismo (desde la excitación, hasta la resolución).

Mitos relacionados con la sexualidad

Consejo: Mantener una actitud flexible respecto a las técnicas a utilizar, buscando siempre la más adecuada a la situación, deseos, estado de ánimo o estado físico, … de cada uno.

La mujer siente dos orgasmos diferentes: uno a través de la estimulación del clítoris y el otro a través de la estimulación de la vagina.

No existen dos tipos de orgasmo. El clítoris es más sensible a la estimulación sexual que la vagina ya que existe una gran densidad de terminaciones nerviosas en él.

Consejo: Muchas mujeres afirman que existen dos posiciones que funcionan para llegar al orgasmo durante el coito. Una de ellas es la posición del perrito, donde la mujer está en sus cuatro extremidades y el hombre la penetra por detrás. En esta posición, cualquiera de los dos puede usar su mano para estimular el clítoris durante el coito. La otra es cuando la mujer está encima, así, ella puede inclinarse hacia su pareja para que su clítoris roce con su cuerpo.

Otras creencias falsas

  1. En la primera relación sexual (con penetración), no se puede producir un embarazo.
  2. El placer está relacionado directamente con el tamaño del pene, cuanto más grande mejor.
  3. Durante el embarazo es contraproducente tener relaciones sexuales.
  4. Mantener relaciones sexuales en el período menstrual es inadecuado, ya que se aumenta la posibilidad de contraer alguna infección.
  5. Una relación sexual no es satisfactoria si no se alcanza el orgasmo.
  6. No se debe decir «no» a la pareja.
  7. Si existe amor en la pareja, las relaciones sexuales serán placenteras.
  8. Cuando una mujer no siente placer, significa que es frígida.
  9. Con la menopausia disminuye la apetencia sexual de la mujer.


Comparte el amor

Deja una respuesta